La investigación desarrollada por Facebook analiza datos que las aplicaciones presentes en la red social habrían obtenido hasta el año 2014, fecha en que la compañía de Mark Zuckerberg modificó sus términos de uso y redujo los datos a los que podían acceder terceros.

Facebook, que ya anunció la investigacion el pasado 21 de marzo a través del CEO de la compañía, desarrolla actualmente una auditoría de las miles de compañías desarrolladoras de aplicaciones que accedieron a los datos antes de 2014. La investigación incluye peticiones de información, registros físicos y el bloqueo de las 'apps' que no faciliten los datos solicitados.

Asimismo, Facebook ha anunciado que informará a los usuarios cuyos datos se encuentren en propiedad de terceros a través del mismo apartado web de ayuda desde el que ya advierte a quienes han sido víctimas de la filtración de datos a Cambridge Analytica.